top of page

ALGÓRA, 'BUFFET DE LA GARE' DE NIVEL SUIZO


Las cantinas de las estaciones son un legado de la segunda mitad del siglo XIX, cuando los viajes en tren se generalizaron en Europa y aún no había aún automóviles. Para los viajeros de entonces, nada más cómodo que un café o una comida completa en el mismo edificio al que llegaba el tren, y más de un buen cocinero se metió allí, porque había negocio: para ir a otro mesón más alejado el viajero debía encontrar un carricoche o, con suerte, uno de aquellos primeros tranvías arrastrados por caballos. En el mundo moderno, la comodidad sigue contando en las estaciones, pero el interés gastronómico ha ido desapareciendo al extenderse por doquier la red de restaurantes y tascas de un pueblo o una ciudad.


Donde mayor vigencia mantienen los que ellos llaman buffets de la gare es en los países francófonos de Europa, y más aún que en Francia -donde el Buffet de la Gare de l'Est de París es hoy poco más que una pizzería, y el mejor que queda es Le Train Bleu, en la Gare de Lyon- eso es visible en Suiza, quizá el país con más trenes per cápita del continente. Bastantes de ellos son reseñados en la guía Michelin, incluidos pequeños monumentos como el buffet de la estación de Céligny, pueblecito entre Ginebra y Lausana, con todo su encanto antañón y una carta muy apetecible, con los mejores filetes de perca del lago Leman, que es la gran especialidad ictícola de la Suiza francófona.


Vaya este preámbulo para situar esta historia en un país, España, donde las cantinas de las estaciones nunca fueron tan importantes en el sentido cualitativo, salvo alguna excepción. Y para colocar esta excepción llamada Algóra -no nos pregunten por esa tilde superflua en una palabra llana- en su justo marco, el de las rarezas españolas. No, ya no se llama cantina de la estación de El Escorial, pero eso es lo que es, ocupando el edificio de la antigua cantina de 1860 junto a las vías, incluidas varias terrazas, muy graciosamente restaurado manteniendo sus ladrillos vistos, y con una oferta que va más allá que las cafeterías de estación habituales.


Sin duda, buena parte de la gran popularidad de esta cantina entre los escurialenses o gurriatos se debe a un menú diario algo menos barato de lo habitual, 22 euros, pero con unos platos muy dignos y apetecibles. Ahora bien, hay que ir a su carta completa para saber hasta dónde alcanza su cocina.


Así, para saludar al cliente le sirven unas aceitunas de primera y unas lonchitas de queso de oveja castellano rociadas con aceite de oliva virgen extra. Animado, ya escoge el parroquiano más entrantes: tomamos unas enormes y sabrosas zamburiñas gratinadas con tomate y unas habitas 'baby' de Navarra crujientes, con jamón ibérico y sobre pasta brik.


Entre los platos principales nos encontramos con una oferta bastante amplia y bien cuidada -buen género-, tanto de pescados como de carnes, además de varios arroces y clásicos platos de cuchara a base de legumbres. Lo que probamos: una original presentación de tacos de skrei, el bacalao fresco noruego, fritos en tempura, que son como el Norte que se encuentra con el Oriente, y entre las carnes a la parrilla -otra de las especialidades de esta cantina tan variada- un solomillo de ternera mayor de Guadarrama, muy poco hecho como lo habíamos pedido, tierno y muy sabroso, con patatas fritas crujientes. Hay otra sección de cordero y cochinillo.


Los postres son todos caseros, cosa que hoy en día se agradece particularmente, y aún pudimos con unas crêpes rellenas de crema de mandarina y helado de chocolate y una densa tarta de queso con coulis, una vez más casero, de frutos del bosque. Muy ricos, dignos de aquellos buenos buffets de la gare que conocimos, y aquí al lado de Madrid. Además, el kirsch que nos habrían dado en Suiza no superaría al orujo blanco helado de El Escorial.


Los vinos, con una lista muy convencional de riojas y riberas -ese duopolio de las cartas españolas- no son el punto más fuerte de la oferta de Algóra, pero siempre hay un Muga Crianza 2019 para estar seguro de acertar con la elección.


Pagina Web Oficial: https://algorarestaurante.com/


Fuente: elmundo.es

FERNANDO POINT

Comments


bottom of page