top of page

EL MILAGRO DE LAS ALCACHOFAS




Las alcachofas, con su apariencia crocante y forma única, a menudo pueden parecer intimidantes en el mundo culinario. Sin embargo, detrás de su apariencia peculiar se esconden una multitud de beneficios para la salud y un sabor exquisito que merece ser explorado. Desde tiempos antiguos, las alcachofas han sido apreciadas tanto por sus propiedades nutritivas como por su versatilidad en la cocina. Desde el Área de Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN)(Se abre en una nueva ventana), el doctor Francisco Botella, médico especialista en Endocrinología y Nutrición, nos desvela sus cualidades.


RICA EN FIBRA

"El contenido mayoritario, como en la mayoría de las verduras, es el agua (>80%). Desde el punto de vista energético (calorías) es muy pobre, con presencia muy escasa de carbohidratos y proteínas (es interesante su aporte de fibra (9%), superior al de muchas otras verduras y que puede contribuir a mejorar el tránsito intestinal y la calidad de nuestra microbiota al actuar como un prebiótico", afirma Francisco Botella. Así mismo, tiene un notable contenido en potasio (común a la mayoría de las verduras) y de calcio (aunque con limitaciones en cuanto a su biodisponibilidad).


PROMUEVE LA SALUD DIGESTIVA

Las alcachofas son conocidas por su capacidad para promover la salud digestiva. Su alto contenido de fibra alimentaria ayuda a mantener la regularidad intestinal y a prevenir el estreñimiento. Además, la cinarina presente en las alcachofas estimula la producción de bilis en el hígado(Se abre en una nueva ventana), lo que puede facilitar la digestión de las grasas y mejorar la salud del sistema digestivo en general. Consumir alcachofas de forma regular puede ayudar a mantener un sistema digestivo saludable y a prevenir problemas gastrointestinales.


AYUDA EN LA PÉRDIDA DE PESO

Para aquellos que buscan perder peso o mantener un peso saludable, las alcachofas pueden ser un aliado valioso. Su alto contenido de fibra ayuda a promover la saciedad y a controlar el apetito, lo que puede reducir la ingesta calórica total. Además, las alcachofas, como se señalaba anteriormente, son bajas en calorías y contienen muy poca grasa, lo que las convierte en una opción excelente para incluir en dietas de pérdida de peso.


El doctor Francisco Botella señala, además, que el consumo de alimentos ricos en fibra (legumbres, cereales integrales, verduras y frutas) se asocia a menor incidencia de cáncer de colon. "Por otra parte, hemos de tener en cuenta que, siempre que elegimos comer algo, descartamos otras opciones. En este sentido, optar por el consumo de verduras, en lugar de alimentos ultraprocesados ricos en azúcar, harinas refinadas, sal y/o grasas poco saludables, siempre es una excelente opción que entra de lleno en el patrón de la dieta mediterránea saludable", recomienda el doctor Botella.


DELICIAS CULINARIAS VERSÁTILES

Además de sus numerosos beneficios para la salud, las alcachofas también son un placer culinario. Su sabor único y su textura tierna hacen que sean una opción deliciosa para una variedad de recetas. Ya sea asadas, al vapor, confitadas, salteadas o como parte de una ensalada, las alcachofas añaden un toque de sofisticación y sabor a cualquier comida.


Por último, hay incidir sobre la precaución con el uso de alcachofas en conserva, advierte Botella, "ya que pueden contener cantidades apreciables de sal, en cuyo caso ya no estamos hablando de un alimento saludable".


Fuente: elmundo.es 

IGNACIO ARBALEJO LLANES

17 visualizaciones

Comments


bottom of page